Información sobre el autor
Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

AURRERA MAITANE, ZUREKIN GAUDE!!!

 

Maitane vuelve a sonreír

Maitane vuelve a sonreír
Mejorando poco a poco y con la sonrisa de nuevo en su rostro. Así se halla Maitane Goñi, la niña pasaitarra aquejada de una atrofia muscular espinal tipo II que hace exactamente tres semanas fue sometida a dos operaciones en París. La pequeña evoluciona favorablemente tras abandonar el pasado martes la unidad de reanimación y ser trasladada a planta en el hospital Raymond Poincaré. «Si todo va bien, dentro de un mes podría ser dada de alta», asegura su madre, Alaitz Erostarbe, quien cruza los dedos y repite ese «si todo va bien» que parece haberse convertido casi en un mantra para toda la familia.
A pesar de encontrarse «bastante inapetente», la pequeña ha comenzado a ingerir algo de alimento vía oral, pero continúa con la sonda nasogástrica que le fue colocada durante el tiempo que permaneció en un coma inducido para paliar el sufrimiento de las intervenciones quirúrgicas. «Fueron muy complicadas», recuerda Alaitz. De ellas sólo quedan el recuerdo de las más de doce horas de tensa espera y los puntos que aún hoy recorren su espalda de arriba abajo y el pecho, a la altura del diafragma.
El doctor Cristophe Glorion, que dirigió al equipo de cirujanos, se muestra satisfecho, aunque prevé que hará falta un año para que su frágil columna vertebral pueda soldarse. «De momento, ya ha empezado a sentarse en la silla de ruedas por periodos cortos, para que vaya cogiendo fuerza, pero seguimos a la espera de ver su evolución en capacidad respiratoria», señala su familia.
Sin corsé
Maitane está cada día más animada. Y tiene motivos. Los médicos le han asegurado que ya no tendrá que volver a utilizar el corsé que llevaba casi todo el tiempo pegado a su cuerpo, provocándole llagas. «El día que vimos cómo era capaz de sostenerse ella sola sentada, no nos lo podíamos ni creer. Ella misma me decía: '¡Ama, puedo mantener el cuerpo y mover el cuello de un lado a otro!'. Nos emocionamos muchísimo», confiesa Alaitz.
Ahora sólo piensa en el vestido de tirantes de color rojo que podrá estrenar a su vuelta a casa. «Seguro que me está esperando mucha gente y quiero llegar guapa para que me hagan fotos», dice Maitane. Desde que el 31 de enero abandonó Oiartzun ha perdido bastante peso. «Pero está bonita», se apresura a apuntar su madre, quien no olvida las palabras que el doctor Glorion pronunció refiriéndose a su hija: «Es muy 'courageuse' -valiente, en francés-, muy viva y tenaz. Eso, sin duda, le ha ayudado».
A su recuperación están contribuyendo las visitas que ha recibido esta Semana Santa. La primera, la de sus aitonas de Trintxerpe, Fermín y Mirari, que la sorprendieron con las fotografías del perrito que en breve le regalarán. El sábado, una representación de la Banda Municipal de Música de Errenteria, que se ha desplazado a la capital francesa para ofrecer dos conciertos, también se acercaba al hospital.
El presidente de la Asociación de Cultura Musical de Errenteria, Josu Mitxelena; el directivo de esta entidad, José Ignacio Irastorza; y el concejal de Cultura de la villa, José Mari Burgos, tuvieron ocasión de conversar con Maitane durante unas horas. Antes de despedirse, le obsequiaron con varios CD, un DVD de la historia de Errenteria y dos pins del Ayuntamiento. «Le ha hecho mucha ilusión que la fueran a ver», comenta Alaitz.
Más de 5.000 amigos
También han prometido visitarla los payasos Pirritx eta Porrotx, la superiora de las Hermanas de la Caridad de San Sebastián y hasta Arturo de 'Gran Hermano' que, a través de su representante, ha mostrado su deseo de ayudar donando parte de la recaudación de una fiesta que podría celebrarse en Ficoba.
El interés que la pasaitarra despierta asombra a los propios empleados del Raymond Poincaré, que no dan crédito ante la gran cantidad de correspondencia que llega diariamente remitida desde diferentes puntos de la geografía vasca, pero también de otros lugares más lejanos, como Tenerife e incluso de la República Checa.
«Las cartas le ayudan a tener la sonrisa en la cara. Sabe que todos los días va a llegar algo para ella, como el osito precioso de Izan y su amatxo, y eso la motiva», reconoce Alaitz, al tiempo que hace memoria de los centenares de mensajes de ánimo y cariño que reciben a través de Facebook, la red social en la que los amigos de Maitane superan ya los 5.000.
«¿De verdad que tengo tantos amigos?», pregunta la niña a su madre sin dar crédito a la cifra que no cesa de sumar adhesiones. En la pantalla de su ordenador, los números se transforman en frases como las firmadas por Carlos: «Ánimo Maitane, tu preciosa sonrisa habla de tu capacidad para disfrutar de la vida, y el mundo está hecho para gente con esa capacidad, para gente como tú... Te deseo lo mejor. Te diría para halagarte que eres un ángel, pero he pensado que mejor cuando quiera halagar a un ángel le diré que es como tú... Mi apoyo a la familia y mi granito de arena». «Ya sabes que tienes que luchar y tirar para adelante... La vida es muy dura y a ti te tocó empezar a sufrirla demasiado pronto, pero. ¡Lucha, que tú puedes!», le dice Yolanda. Y Claudia, desde Argentina, le envía «mucha fuerza mental y un gran abrazo espiritual».
Todos los mensajes tienen respuesta, la canción 'Maite zaitut', de los payasos favoritos de Maitane, convertida en todo un himno para ella.